Fortún estaba deprimida y era dueña de casa de Zapata

25573
La carta que dejó Fortún antes de morir.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la Zona Sur informó este jueves que por datos preliminares Ana María Fortún – hermana de Ximena, encarcelada por el caso Zapata – se quitó la vida con un disparo de arma de fuego, al haber caído a “estado depresivo muy severo” por el fallecimiento de su padre Guillermo Fortún en el año 2012 y recientemente su madre.

Ana María de 39 años de edad, fue encontrada sin vida y echada en el sofá de su domicilio particular, ubicado en el cuarto piso de un edificio en la zona de Calacoto.

En su mano portaba un arma de fuego que fue activado en la zona oral (en la boca), con lo que puso fin a su vida. Las circunstancias aún son motivo de investigación por la División de Homicidios de la zona sur de La Paz.

El director de la FELCC,  coronel Henry Escóbar,  informó que el equipo de Criminalista ha colectado las pruebas y procedió al levantamiento del cadáver. Aclaró que el escrito encontrado no es una carta póstuma,  sino un escrito donde pide entregar sus muebles a su nana.

La Policía no tiene datos como para suponer que la decisión asumida por Ana María,  tenga relación con la reciente detención de su hermana, Ximena Fortún, quien enviada preventivamente a la cárcel de Obrajes, acusada del delito de trata de persona en el caso Gabriela Zapata.

Por los datos de prensa, Zapata tuvo una relación comercial con las hermanas Fortún a partir del contrato de anticrético de la casa donde vivía la expareja presidencial, Gabriela Zapata, ubicada en la lujosa zona de La Rinconada de la zona sur.

El Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, manifestó este jueves que no se trataba de un anticrético, sino de una operación de compra-venta por la suma de 600 mil dólares.

Tanto Ximena como Ana María son hijas del fallecido dirigente político de la exAcción Democrática Nacionalista (ADN) y exministro de Gobierno, Guillermo Fortún, quien falleció el 15 de septiembre de 2012, cumpliendo una detención preventiva en la cárcel de San Pedro,  por gastos reservados sin respaldo por 18 millones de bolivianos.

El entonces fiscal asignado al caso Roger  Velásquez emitió una orden de captura y activó la búsqueda internacional que dio con el paradero de Guillermo Fortún en la república del Perú, de donde fue traído el año 2010.

Un año después, la FELCC por orden del fiscal Lisandro Álvarez, aprehendió a Martha Taborga, esposa del exministro Fortún, investigada por el delito de ‘lavado de dinero’ quien luego falleció