Aumento de pensiones a los jubilados será entre Bs 80 y Bs 1.000

Un acuerdo, firmado sin la principal dirigencia de la COB, permitirá modificar dos artículos de la Ley de Pensiones sobre los límites solidarios. El aumento de las rentas a los jubilados tendrá una sostenibilidad de 28 años

700

El Gobierno y algunos sectores laborales del país acordaron modificar los límites solidarios del Sistema Integral de Pensiones (SIP), que incrementa el monto de las pensiones a los jubilados entre Bs 80 (mínimo) y Bs 1.000 (máximo).

El Comité Ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) no fue invitado a analizar el tema. Aunque aplaude el aumento, llama a una movilización por el paralelismo sindical que ejerce el Gobierno y la falta de respuestas a su pliego petitorio.

“Es nuestra obligación garantizar la sostenibilidad de las pensiones. Esta nueva propuesta tendrá una sostenibilidad de 28 años. Nuestra obligación siempre va a ser la redistribución de la riqueza, en este caso, de los aportes solidarios”, indicó el presidente Evo Morales, durante la firma del acuerdo obrero-gubernamental.

La propuesta será presentada el lunes a la Asamblea Legislativa para que se cambien dichos límites inscritos en los artículos 17 y 131 de la Ley de Pensiones (Ley 065), según dio a conocer el ministro de Economía, Mario Guillén.

La norma podría ser aprobada en tres semanas e inmediatamente aplicada, beneficiando “a un 85% de los trabajadores asalariados, que gana menos de Bs 6.000”.

Desde la promulgación de la ley 065, en 2010, se jubilaron unas 82.000 personas; de estas, 66.000 han necesitado del Fondo Solidario, lo que significa el 58% de las personas que se han jubilado, según el Gobierno.

“Este acuerdo no significa que va a haber mayores aportes de nadie. Simplemente, se va a financiar con lo que tenemos y con el recálculo que hemos hecho, en función de mejores salarios que hemos ido mejorando desde 2013. Se ha logrado que podamos financiar una pensión mayor que lo que se había acordado con la COB hace unos meses”, explicó Guillén.

El incremento

De acuerdo con los datos oficiales, un trabajador que se jubila con 10 años de servicio y que recibía Bs 560 de pensiones (límite superior e inferior), desde que se apruebe el incremento recibirá Bs 80 más; si se jubila con 15 años y recibía Bs 800, obtendrá Bs 120 más.

En el otro extremo, quien se jubila luego de 35 años de servicio (límite minero superior) y su jubilación es de Bs 4.000, con el incremento recibirá Bs 1.000 más .

El ministro de Economía explicó que en el caso de los trabajadores ya jubilados, que hoy tienen un referente salarial mayor y no están percibiendo el 70%, con estos nuevos límites podrán llegar a ese 70%.
“Nadie podrá ganar menos de lo establecido. Los jubilados de ahora también van a recibir este incremento”, precisó Guillén.

Origen de los recursos

David Villarreal, experto en seguridad social, manifestó que el Gobierno debería hacer conocer de dónde se va a conseguir el financiamiento para subir la proporción de los límites del Fondo Solidario.

“Ojalá que no incida en incrementar los aportes que ya realizan los trabajadores y las empresas. Habrá que saber si se van a generar nuevas fuentes de financiamiento o cómo piensan generar este incremento al financiamiento. Sería fundamental que se prevenga la sostenibilidad con un fundamento sólido del Fondo”, dijo.

Por su parte, el ministro Guillén informó que el Fondo Solidario está contemplado en la Ley 065.
El objetivo es mejorar las pensiones de los aportantes al SIP y que tienen salarios bajos que no les permitía llegar a una jubilación que pueda financiar el 70% de su salario base cuando ellos llegan a la edad de jubilación.

Este fondo se financia con el 3% del aporte patronal que hacen todas las empresas que tienen dependientes. La otra fuente de financiamiento es de todos los trabajadores, que de manera solidaria aportan con el 0,5% de sus salarios. El 20% de lo que se aporta viene del riesgo común (1,71%) y riesgo profesional (1,71%). Y de aquellas personas que tienen mayores ingresos por encima de los Bs 13.000.

Hay satisfacción

El ejecutivo de la Confederación Nacional de Maestros de Educación Rural de Bolivia (Conmerb), Freddy Mamani, dijo: “Durante cinco años hemos esperado este momento de la mejora de los límites. Queremos decir que es una misión cumplida a todos los maestros”.

Por su parte, el dirigente de los trabajadores petroleros, José Domingo Vásquez, reconoció que este aumento había sido pedido por sus bases.

“El Gobierno nos ha escuchado. Hemos logrado incrementar las rentas. Además hay el compromiso de que se van a buscar otras alternativas para seguir mejorando las pensiones”, puntualizó el dirigente.

Discriminación

Entre tanto, el máximo dirigente de la COB, Guido Mitma, aplaudió la mejora de las pensiones para los trabajadores jubilados. Sin embargo, lamentó que el Gobierno los haya discriminado en esta discusión donde, además de los maestros y petroleros, estuvieron presentes los mineros, fabriles, trabajadores de la construcción, de telecomunicaciones y los ferroviarios.

“¿Quién no quiere mejorar? Este incremento es positivo. Pero primaron la soberbia y el autoritarismo del Gobierno. Lo que refutamos es que no invitaron a la COB. Es un afán de querer desmerecer a los trabajadores”, dijo.

Mitma señaló que por ese cometido, el Comité Ejecutivo ha decidido movilizarse el próximo 19 de septiembre “por la falta de convocatoria del Gobierno, por tratar de dividir y someter a la COB, por no escuchar sus demandas, porque no tenemos respuesta a la Acción Popular en torno al derecho a huelga, por las políticas y normas contrarias a los trabajadores y en contra de las persecuciones políticas a los dirigentes”.

No estuvo a la altura

En respuesta, el viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Alfredo Rada, respondió que la dirigencia del ente matriz de los trabajadores no respondió como se debía al momento de reunirse con el Gobierno.

“Lamentablemente, el Comité Ejecutivo de la COB conducido por Guido Mitma, no estuvo a la altura de las circunstancias. Han preferido agotar una postura más político-partidaria que reivindicativa y de trabajo en beneficio de sus propias bases obreras. Por eso es que las confederaciones y federaciones han tomado la iniciativa y llegamos a un cuerdo”, señaló.