Alcalde de Achacachi tiene un patrimonio de más de dos millones de bolivianos

De acuerdo a la declaración jurada de bienes y rentas de la Contraloría General del Estado, el alcalde de Achacachi tiene un total de bienes activos de Bs 2.291.000 y un patrimonio neto de Bs 2.231.000

731
El alcalde de Achacachi, Edgar Ramos, en dos años como autoridad municipal y habiendo sido antes suboficial de la Policía, logró acumular un patrimonio neto de 2.231.000 bolivianos.

“Este señor (Ramos) tiene más dinero que un general de la Policía”, sostuvo el dirigente cívico de Achacachi, Elsner Larrazábal.

De acuerdo a la declaración jurada de bienes y rentas de la Contraloría General del Estado, el alcalde de Achacachi tiene un total de bienes activos de 2.291.000 bolivianos y un patrimonio neto de 2.231.000 bolivianos.

En 2012 Ramos fungía como suboficial de la Policía, en su calidad de presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol) dirigió el amotinamiento ocurrido en la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), cuando las bases pedía nivelación salarial entre la Policía y el Ejército.

Pero en medio de la protesta Ramos firmó un acuerdo con el Gobierno, documento que fue desconocido y quemado por sus bases. Sin embargo el entonces dirigente de los suboficiales y clases, en las elecciones de 2015 apareció como candidato del MAS para la alcaldía de Achacachi.

De acuerdo a la escala salarial de 2014 un suboficial ganaba entre 3.300 y 5.000 bolivianos, de acuerdo al rango. Mientras que un Comandante General gana 15.667

En la misma Contraloría, la declaración jurada de bienes y rentas del Comandante General de la Policía, Abel de la Barra, muestra un total de bienes activos de 1.125.000 bolivianos y un patrimonio neto de 880.000.

Ramos es acusado por actos de corrupción y la población en su municipio se encuentra movilizada pidiendo su destitución o renuncia desde el pasado mes de febrero, cuando se registraron incidente violentos luego de que la autoridad municipal, según la denuncia, se negara a rendir cuentas.